“VENTA LA PARADA” en PATERNA DE RIVERA

Paterna de Rivera, es uno de los tantos lugares privilegiados de la provincia de Cádiz, está situada en la Comarca de La Janda y forma parte de la denominada “Ruta del Toro”, una interesante opción turística para disfrutar a la vez de la naturaleza, y del patrimonio histórico-cultural de la zona. El recorrido se adentra en las fecundas dehesas gaditanas, tierras que de forma tradicional han mantenido el sistema de explotación de la agroforestería o agrosilvicultura, modo y costumbre de explotar el terreno de una forma justa, provechosa y sostenible, y que ha permitido durante siglos  la coexistencia  de especies animales y vegetales autóctonas en perfecta armonía. Este paraíso natural,  bronco, montuoso e indómito, constituye el espacio de cuna y cría del toro bravo andaluz. Consecuentemente, cada palmo de estas tierras conforman y modulan el carácter y la fortaleza de su líder. En el mismo entorno, convive con él la apreciada ganadería autóctona, de  raza  retinta, bien conocida y estimada por su  valor gastronómico.

Fluyen en Paterna aguas medicinales que ya en época de los romanos fueron aprovechadas por sus fines terapéuticos, “las aguas de Gigonza y de la Fuente Santa”. De estas circunstancias se deduce, que no puede ser casualidad, que Paterna, con tal calidad de agua y tan fértiles campos ofrezca al viajero un producto originario de  riqueza sublime. Son famosos sus guisos de conejo, “el venao” o el jabalí en salsa, la berza, las cabrillas con tomate y los alcauciles con jamón, entre otros; así que yo, como buena gourmet, en mi incesante búsqueda por los sitios poco publicitados, que ofrecen  una exquisita y esmerada versión de nuestra  cocina tradicional, me siento con el deber de  compartir con vosotros mi experiencia en la “VENTA LA PARADA”, situada en la Av. Blas Infante número 17, y como su propio nombre indica, y para mayor facilidad, se localiza justo en  frente de la parada del autobús. Está regentada por Carmen Cantalejo en la cocina y su marido Francisco Ariza en la sala, en la que también colabora su hijo Paco los fines de semana y vacaciones, ya que el chico vive y estudia  en Cádiz de lunes a viernes.

 

El ambiente de la Venta la Parada es cercano y amable, el servicio sencillo y correcto, y  su cocina excelente. Ofrece al comensal todos los platos típicos de la zona realizados según sus legendarias recetas, y manteniendo el respeto por la cocina de temporada.

thumb_IMG_6324_1024 2

 

No puedo dejar de destacar algo muy importante, su pan excelente, ese gran olvidado y poco cuidado en la mayoría de los restaurantes. El pan que nos ofrecieron de miga prieta y amarilla,  no sé si por su propio sabor y calidad, o por la combinación con los manjares a los que maridaba, me obligó a mojar y sopear en todas las salsas, hasta el punto de tenernos que volver a llenar la cesta.

Algunos de los platos que pude degustar y que os recomiendo son:

thumb_IMG_6334_1024
Cabrillas con Tomate.
thumb_IMG_6332_1024 2
Conejo en Salsa.
thumb_IMG_6330_1024 2
Venao en Salsa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s