LA PIÑONERA “Las Rubias No Somos Tontas”

 

El pasado 30 de noviembre los Agaritas acudían a un nuevo encuentro “gastro-viti-cervecícola”, cultural y reivindicativo, una ocasión única para alimentar el espíritu que sustenta y conmueve a un buen agarita. Como soy rubia, agarita y cervecera, no podía perdérmelo.

En esta ocasión, aunque el lugar de encuentro fuera el mismo que hasta ahora hemos utilizado para celebrar nuestras actividades, la antigua “La Parra del Beedor” ; fueron Patricia Aparicio e Israel Pérez, creadores de la importante y destacada empresa artesana de Cervezas de Puerto Real,“La Piñonera”,  los responsables de la convocatoria.

El motivo, una digna reivindicación del papel de la mujer en la industria cervecera, que como en tantos otros sectores queda difuminado y despreciado por la prepotencia masculina, que lo ensombrece.

Patricia, entre cuentos y cándidas leyendas históricas nos hace llegar un mensaje triste y conmovedor:  “tampoco en este sector se nos ha tomado en serio”, pero cuidado, ¡que pisamos fuerte y con “pink boots” !

brujas

Cuenta Patricia que las brujas no existen, que son mujeres cerveceras, ¡Qué suerte para los niños! ya no debéis tener miedo… El caldero burbujeante y espumoso es caldo de cebada. La escoba, aunque no sé si creerla mucho en esto, dice Patricia que no vuela, que sólo la dejaban en la puerta para anunciar que fabricaban cerveza.  El gato se comía a los ratones para preservar los granos y el gorro picudo era para destacarse en los mercados y poner vender su cerveza. Se me olvidó preguntarle porqué tienen verrugas, pero no os preocupéis que el próximo encuentro se lo pregunto, que Patricia sabe mucho de Brujas buenas y de cerveza.

No hubiésemos podido creernos todo así sin más, pero Patricia e Israel que conocen muy bien a los cerveceros de Cadiz nos dejaron con la “boca abierta y llena de espuma”.

Para que nos enterásemos bien de lo que íbamos a probar, primero nos explicaron como ellos preparan sus cervezas, que son todas elaboradas con ingredientes naturales, de forma totalmente artesanal y de fermentación alta al estilo Belga. Nos aconsejaron también tomarla siempre en copa, y no tuve más remedio que recordar a Benji., que ya hace mucho tiempo nos decía lo mismo.

Por fín llegó la primera a la mesa, la verdad es que aunque nos encantó todo lo que nos contaban, yo y mis amigos estábamos muy nerviosos por probarla, os lo tengo que confesar.

thumb_IMG_5146_1024 Pale Ale, de cebada, fermentación sin frío a temperatura ambiente y 30 días de envejecimiento en botella, 4,8º. Sutil pero con cuerpo, sabor maltoso, agradable, muy versátil para maridar, pues se comporta de forma muy respetuosa con otros sabores. Podríamos decir que es elegante y sobria.

 

 

 

 

 

 

thumb_IMG_5017_1024

 

Trigo Especial, esta fue la siguiente elección de La Piñonera, para la degustación, con 4,30º, y con valores máximos de 6 gr de azúcar por litro, es apta para diabéticos, entendiendo siempre su consumo moderado, claro está. Envejecimiento en botella durante 2 o 3 semanas. Tiene un sabor sorprendente, exótico y tropical que recuerda al mango o la piña, con unos matices de resina que consiguen su  espectacular buqué. Yo la tomaría con queso azul, arenques, mojada, cecina, escabeches… en combinación por contraste. Frutos secos, aguacate, ensaladas frescas, verduras…para alcanzar una armonía de sabores.

la-pinonera-strong-ale_14425892028127_g

Strong Alé, la más morenita, con sabor a caramelo, elaborada con malta tostada y agua desclorada por medio de carbón activo y posterior precipitación. 7,2º y con un envejecimiento de entre 2 y 3 meses en la propia botella. Esta me la voy a agenciar para beberla con queso fresco, chocolate, arroces de mariscos y pescado blanco, no sé, voy a probarla también con la pasta; sí, ya os iré contando, con pasta fresca creo que puede resultar genial.

Y por último, la gran estrella de la noche, “La Cerveza de Vendimia”, nada que envidiarle a un buen vino, al que sin duda recuerda. Elaborada con mosto de uva Palomino del que guarda su aroma y del que toma la madre, ya que no utiliza en su fermentación otra levadura más que ésta, sencillamente impresionante. En formato de 70cl para disfrutarla en compañía. En mi próxima cena agarita pienso maridarla con  galeras de Chipiona, que es el tiempo.

Después de todo, he pensado yo, que quizás estos dos de La Piñonera sean un poco brujitos, no les he visto la escoba en la puerta del “bar de las niñas”, ni traían gato, ni sombrero, pero lo de la verruga voy a fijarme mejor la próxima vez que los vea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s